Se realizó un valioso implante auditivo a un pequeño sanjuanino

Luego de un largo y arduo camino, un paciente de 10 años de edad recibió la colocación de un implante de oído medio gracias a la gestión de su familia y del Ministerio de Desarrollo Humano de la Provincia.

Bautista nació con disgenesia de oído derecho, lo que derivó en una hipoacusia conductiva unilateral; si bien su oído izquierdo se encuentra en perfectas condiciones su audición seguía siendo limitada.

Finalmente, se pudo realizar la intervención quirúrgica y colocación de un implante de oído medio en el Hospital Dr. Marcial Quiroga a cargo de los Dres. Mario Martín y Raúl Herrero, bajo supervisión del Prof. Dr. Mario Zernotti, (Córdoba) especialistas en otorrinolaringología.

Desde el Servicio de Fonoaudiología del Hospital Dr. Guillermo Rawson, trabajando de manera interdisciplinaria, se llevó a cabo el encendido de la prótesis. Un implante de oído medio modelo Bonebridge, de la marca Medel. El equipo de Fonoaudiólogas, liderado por la jefa del Área Martha Orduña y las licenciadas Yanina GaldeanoCecilia Mestre y Carolina Taillant, posibilitaron que Bautista comience a percibir los sonidos.

Es el primer sistema de implante activo de conducción ósea del mundo y el primero que se coloca en la provincia. Puede ser una solución eficaz para personas con pérdida auditiva permanente tras una operación en el oído medio, malformaciones o, en general, con pérdida auditiva conductiva o pérdida auditiva mixta. También es una opción para personas con sordera unilateral. 

Con la pérdida auditiva conductiva o mixta, el sonido no puede llegar al oído interno por la vía natural a través del oído externo y medio. Gracias a este sistema, las ondas de sonido se transmiten mediante conducción ósea directamente al oído interno, donde se procesan como sonidos naturales, garantiza una audición diaria óptima de forma discreta y sin obstrucciones.

¿Cómo funciona la conducción ósea?

Un sistema de conducción ósea está diseñado para alguien cuyo oído externo o medio no puede enviar ondas de sonido al oído interno que funciona; esto se llama pérdida auditiva mixta o conductiva.  

El implante de conducción ósea se implanta en el hueso temporal y completamente debajo de la piel. Un procesador de audio se sujeta al implante con un imán y le envía información de sonido con señales inalámbricas.

Un procesador más pequeño y liviano

Como la parte del implante que hace vibrar al hueso está completamente por debajo de la piel, el procesador de audio externo puede ser delgado y liviano. Solo necesita una batería y el chip de computadora que convierte las ondas de sonido en señales eléctricas inalámbricas.

Este tipo de sistema permite una cicatrización completa y el implante queda totalmente escondido. El procesador de audio se fija a la piel por atracción magnética, que es lo suficientemente firme como para que no se caiga, y no tan ajustada como para causar incomodidad; funciona de manera similar al imán de un implante coclear.

Ya que el implante está por debajo de la piel, las vibraciones sonoras se envían directamente al hueso. Esto no solo hace que la audición sea más cómoda, sino que también mejora la calidad de la percepción.

Comentarios

Comentar artículo