15 de julio de 2024

Un análisis institucional sobre los sistemas productivos de la región



Con la presencia de los ministros de Agricultura de Guyana, Honduras y Uruguay, el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) presentó el documento “Acerca de los sistemas alimentarios ´fallidos´ y otras narrativas” con un llamado a reconocer las fortalezas productivas de un sector que ha incrementado de forma exponencial su capacidad de proveer alimentos a la humanidad a precios cada vez más asequibles en equilibrio con la naturaleza.

El trabajo tiene como coautores a los investigadores Eduardo Trigo, Eugenio Díaz-Bonilla y Rosario Campos y detalla momentos destacados de la historia de los sistemas alimentarios mundiales, enfatizando su fenomenal expansión en las décadas recientes, cuando la población mundial aumentó a cerca de 8.000 millones de personas en la actualidad desde unos 3.000 millones en 1960 y, en ese lapso, la producción se incrementó en una proporción aún mayor, ya que hoy existe un 30% más de calorías disponibles y casi 35% más de proteínas per cápita.

De acuerdo al estudio, esta expansión se alcanzó con un aumento en el uso de las tierras agrícolas mundiales de menos del 9% entre 1960 y 2021, y precios de los alimentos que, en términos reales, están un 14% por debajo de los niveles de las décadas de 1960 y 1970.

A pesar de ello, los niveles de hambre, aun persistentemente altos, las dificultades en el acceso a dietas saludables, el aumento de la obesidad, las elevadas emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y las duras condiciones de vida de muchas de las personas que operan en distintas etapas de la producción y la industrialización han dado origen a una narrativa que sostiene que “los sistemas alimentarios son fallidos”.

Díaz-Bonilla, asesor del IICA e investigador visitante senior del programa IICA/IFPRI; y Trigo, economista agrícola y referencia mundial en temas de desarrollo agropecuario, subrayaron en la presentación que los análisis respecto al funcionamiento de los sistemas alimentarios deben ser abordados de forma equilibrada, poniendo en primer plano no apenas sus debilidades sino también sus fortalezas, de modo de obtener diagnósticos adecuados para diseñar políticas que corrijan aspectos negativos, potencien los beneficios existentes e involucren a la mayor cantidad de actores en una transformación positiva que contribuya al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y el Acuerdo de París.

“El documento apunta a profundizar sobre la realidad de los sistemas alimentarios para comprender mejor la lógica de su funcionamiento. Mucho se ha avanzado desde la década de 1960 cuando se pronosticaban hambrunas generalizadas hasta la actualidad en la que, no obstante que la población mundial y en las Américas se multiplicó por más de 2.5-2.6 veces, la oferta de calorías y proteínas per cápita a nivel mundial está actualmente entre un 30-34% más que hace seis décadas y en las Américas aún más”, dijo el Director General del IICA, Manuel Otero.

“Por estas y otras razones no creemos que los sistemas alimentarios estén rotos o sean fallidos o sustraigan valor porque tiene más costos que beneficios, como argumentan algunas narrativas, aunque obviamente son necesarias mejoras en una serie de dimensiones”, afirmó.

El ministro de Agricultura de Guyana, Zulfikar Mustapha, expresó que el documento “permite recalcar aspectos que van a contribuir a que tengamos las mejores estrategias y diseños para mejorar los sistemas alimentarios”, en momentos en que el país caribeño busca, junto a sus socios de la Comunidad del Caribe (Caricom), reducir drásticamente las importaciones de alimentos impulsando la producción y, también, disminuir el alto costo de las dietas saludables, modernizando su sector agroalimentario.

“Vivimos tiempos muy extremos. Somos una de las regiones del mundo más vulnerable a desastres, a eventos climáticos, y tenemos en ese marco que tener productos seguros y compensar a los agricultores por mitigar estos problemas. El documento contribuye a pensar en la agricultura del futuro, en las tendencias, no tenemos más la opción de seguir haciendo siempre lo mismo o tendremos más inseguridad alimentaria. Guyana aplaude los esfuerzos del IICA para poner en perspectiva la agricultura de las Américas enfrentando problemáticas como demandas de consumidores, estrategias productivas, nutrición y seguridad alimentaria”, indicó.

Por su parte, el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca de Uruguay, Fernando Mattos, también presidente de la Junta Interamericana de Agricultura (JIA) –máximo órgano de gobierno del IICA e integrado por 34 ministros-, ponderó que “el enfoque del documento es el adecuado”, remarcando las capacidades productivas de los sistemas alimentarios en las Américas y su fuerza para “cada vez producir más utilizando menos recursos naturales”.

“Los fallidos muchas veces vienen del funcionamiento de los mercados y el comercio, porque no habrá estabilidad política, democrática y social si no tenemos más liberalización del comercio”, indicó, lamentando “las crecientes trabas al comercio, cada vez mayores en el terreno ambiental y no basadas en ciencia”.

Laura Suazo, Secretaria de Agricultura y Ganadería de Honduras, agradeció al IICA “por traer estos temas tan importantes para la formulación y el diseño de políticas públicas” e indicó que “nuestro trabajo como tomadores de decisión es asegurar la producción para que haya incentivos y crear medios para fortalecer la vida rural y los medios de vida, o estaremos perpetuando sistemas sociales con malos patrones de consumo. El llamado es urgente. Estamos en Honduras trabajando con éxito en el combate a la desnutrición y la inseguridad alimentaria. Invito al IICA a crear más estrategias y soluciones para producir más, revisando consumo y distribución”.



Source link

Abrir chat
Somos Feeling Classics!!
¿En qué podemos ayudarte?