24 de junio de 2024

Cómo saber si tienes deuda kármica, según el budismo


Tratemos de entender qué es el karma. Libros y libros se han escrito sobre el tema, pero para sintetizar nos basaremos en las explicaciones del maestro de meditación budista Gueshe Keslang Gyatso, quien en su Cómo transformar tu vida, intenta transmitir su sabiduría.

Para empezar, una metáfora: sembrar para cosechar. Causa-consecuencia. Cada acción que realizamos deja una huella en la mente, que, por sutil que sea, con el tiempo produce un resultado.

Karma es acción. Las semillas son las acciones que sembramos en el campo de cultivo de nuestra mente, allí estarán latentes y madurarán hasta que broten las consecuencias. Pero para el budismo pueden pasar muchas vidas entre la siembra y la cosecha.

Las buenas acciones traerán felicidad y las malas acciones se transformarán en sufrimiento. Y esa consecuencia emergerá (brotará) cuando se den las condiciones.

Para comprender la ley del karma, el Centro de Meditación Kadampa explica que nuestro cuerpo, nuestras palabras y nuestra mente son causas y las experiencias (felicidad o infelicidad) son los efectos. Partiendo de ese concepto, todos podemos evitar aquello que nos conduzca al sufrimiento propio o ajeno para gozar de la felicidad hoy y sembrar así la felicidad del futuro.

Cómo saber si tenemos deuda kármica

Cada persona tiene un karma diferente. Foto: PexelsCada persona tiene un karma diferente. Foto: Pexels

Nadie está libre de la participación en la cadena kármica, afirma la Spiritual Science Reserch Foundation. La ley del karma es infalible porque la mayor parte de nuestra vida la pasamos completando el destino generado en nuestras vidas pasadas. Y a la vez sembramos lo que viviremos en vidas futuras.

Cada momento de felicidad que disfrutamos es el resultado de las buenas acciones que hemos cumplido en vidas anteriores, antes de reencarnar en la que hoy tenemos. Cada sufrimiento es consecuencia de algún pecado que hemos cometido en alguna otra vida.

Según la ley del karma, todos los momentos importantes que atravesamos están predeterminados, desde la familia en que nacemos, de quiénes nos rodearemos, qué apariencia física tenemos, hasta con quiénes formaremos una nueva familia y con cuánta salud o dinero contaremos. Cada día pagamos una deuda, y si no lo hacemos en esta vida queda a cuenta de las vidas futuras, aunque no seamos conscientes de ese movimiento.

A la vez, cada acción que emprendamos se carga en el “debe” o en el “haber” de nuestras próximas reencarnaciones, generando una espiral kármica que marca nuestro destino y de la que sólo están a salvo quienes practican una vida completamente espiritual.

Pero no hace falta ser un monje budista para, al menos, mejorar nuestra calidad de vida. Para lograrlo debemos tomar conciencia de que nuestras acciones no nos hacen daño ni tampoco a los demás. Una sabiduría de vida que nos enseña que cada persona tiene un karma diferente, distintos estados mentales, experiencias o apariencia.

Debemos asimilar nuestro destino para atravesarlo con sabiduría. Foto: Shutterstock.Debemos asimilar nuestro destino para atravesarlo con sabiduría. Foto: Shutterstock.

Algunos tienen salud, otros no. Algunos son alegres, otros melancólicos. Algunos tienen dinero, otros viven en la pobreza. Todo está predeterminado y debemos aceptar las cuestiones difíciles o dolorosas y asimilar que es nuestro destino atravesarlas. Con esta sabiduría evitaremos los conflictos, la depresión, el enojo y el resentimiento.

Comprender la ley del karma nos da fuerza interior y energía positiva para aceptar lo que no podemos cambiar, encontrar una felicidad contemplativa y vivir en armonía a pesar de las dificultades que tengamos que atravesar.

La felicidad se acepta fácil, pero si entendemos que el dolor es consecuencia del pasado de nuestro cuerpo, palabras y mente, aceptaremos nuestra pena actual, sufriremos menos y abriremos, mediante la positividad, la posibilidad de una felicidad futura, sea en esta u otra vida.



Source link

Abrir chat
Somos Feeling Classics!!
¿En qué podemos ayudarte?