29 de mayo de 2024

cohetes espaciales, un paseo en aerobote y maravillas creadas con ladrillos Lego


El Lake Eola Park está muy concurrido. El día cálido y soleado, que anticipa la llegada del verano en Estados Unidos, anima a turistas y locales a pasear alrededor del lago, visitar la feria con numerosos stands, hacer deporte o comer algo rico en alguno de los bares del parque.

A tres cuadras de donde estamos está Orange Ave, la avenida principal de Orlando. De día y durante el fin de semana hay poco movimiento. Pero ya a la tardecita empeza a llegar cada vez más gente, atraída por la variada oferta gastronómica. Allí, se pueden encontrar platos de todo el mundo, aunque la recomendación – como siempre- es probar los sabores locales.

Porque además de hamburguesas, pancakes y pizzas, el estado de Florida también tiene sus imperdibles, como los pescados mahi mahi y grouper (mero), la deliciosa key lime pie y, para los más audaces, bocaditos de caimán marinados.

Nuestra estadía en Orlando es breve, pero nos da tiempo para conocer los puntos más importantes de la ciudad y, por supuesto, ir de compras. El lugar preferido de los turistas es el Premium Outlets, con todo tipo de marcas y precios muy competitivos.

“Muchos visitantes vienen atraídos por los parques de Disney y Universal, pero son muy pocos los que conocen verdaderamente el destino”, dice Víctor, que es de origen colombiano, hace siete años vive en Estados Unidos y trabaja en la industria del turismo.

Además de ser el hogar de los parques de diversiones más famosos del mundo, Orlando es la puerta de entrada a Central Florida, una de las tres regiones del estado, que recorreremos durante una semana con base en Winter Haven y Lakeland. El objetivo es conocer sus principales atractivos -otros parques temáticos- y vivir diferentes aventuras en la naturaleza.

Un viaje a la Luna

“Tiempo para el despegue: diez, nueve, ocho, siete, seis, cinco, cuatro, tres, dos, uno…” Justo en ese momento, los asientos del simulador Shuttle Launch Experience empiezan a moverse con fuerza, haciendo que todo nuestro cuerpo vibre intensamente.

En el pabellón Atlantis se exhibe el transbordador del mismo nombre. Foto Kennedy Space Center Visitor Complex. En el pabellón Atlantis se exhibe el transbordador del mismo nombre. Foto Kennedy Space Center Visitor Complex.

Gracias a los ruidos y a las imágenes que nos rodean, creemos -por unos pocos minutos- que somos astronautas cumpliendo con nuestra primera misión espacial.

Esta atracción del Kennedy Space Center Visitor Complex es una réplica a escala real de un transbordador en el que se experimentan las sensaciones de un lanzamiento y, según aseguran algunos astronautas, es muy similar a lo que ellos sienten realmente.

A los cinco minutos se apagan las pantallas, se abren las puertas y una señora nos recuerda que no olvidemos nuestras pertenencias. Volvemos a la Tierra.

Vista de la parte inferior de un cohete lunar real. Foto Kennedy Space Center Visitor Complex. Vista de la parte inferior de un cohete lunar real. Foto Kennedy Space Center Visitor Complex.

Estamos a 80 km de Orlando, en el centro de despegue de cohetes de la NASA, y este parque temático es parte del complejo. Una gran oportunidad para conocer, a través de diferentes atracciones, todos los avances de la exploración espacial.

El parque está dividido en pabellones. El más reciente es Gateway, que tiene una muestra sobre el presente y el futuro de la NASA. Hay cápsulas espaciales de Boeing y de Blue Origin, la empresa del magnate Jeff Bezos, que lanzó viajes turísticos al espacio. También hay cuatro simuladores, en los que el visitante puede sentir que viaja a diferentes planetas.

En el edificio Atlantis se exhibe el Transbordador Espacial del mismo nombre: fue al espacio 33 veces y se utilizó para trasladar materiales para ampliar la Estación Espacial Internacional.

El transbordador Atlantis fue 33 veces al espacio. Foto Kennedy Space Center Visitor Complex. El transbordador Atlantis fue 33 veces al espacio. Foto Kennedy Space Center Visitor Complex.

Uno de los imperdibles del parque es el bus tour, que llega al Apollo Saturn V Center, donde se puede ver un cohete lunar real y una estación lunar, también real. Pero lo más sorprendente es pasar por el verdadero -y realmente gigantesco- Vehicle Assembly Building, lugar donde se ensamblan vehículos espaciales prefabricados.

También desde la ventanilla del bus se puede divisar la plataforma de despegue de los cohetes y las gradas -a varios metros de distancia- para el público que llega para presenciar un lanzamiento real. Desde el parque se pueden ver, pero para estar más cerca, hay que pagar.

Diversión para toda la familia

Dejamos la Luna, las estrellas y otros planetas y nos subimos a una van hasta Winter Haven -donde vamos a dormir-, un lugar que ofrece experiencias artísticas y culturales con múltiples galerías de arte e importantes teatros, como el Ritz y el Theatre Winter Haven.

Todos los juegos están adaptados para niños. Foto Visit Central Florida.Todos los juegos están adaptados para niños. Foto Visit Central Florida.

Pero nosotros estamos aquí para recorrer los “otros” parques temáticos. Peppa Pig Theme Park y Legoland Florida son los más atractivos para familias con chicos. Lo mejor de todo es que están uno al lado del otro y se puede llegar fácilmente caminando.

El primero está pensado para chicos de 1 a 5 años y tiene numerosas atracciones para que los más pequeños pasen el día entero descubriendo el mundo de Peppa Pig y sus amigos.

Entre los juegos más extremos -adaptados a los más chicos- se encuentran la montaña rusa de Papá Pig, el Martillo de Mr. Bull y el paseo en globo. Entre los más populares hay que mencionar el paseo en dinosaurios y en barco pirata.

El paseo en dinosaurio permite a los niños ir acompañados de sus padres. Foto Visit Central Florida. El paseo en dinosaurio permite a los niños ir acompañados de sus padres. Foto Visit Central Florida.

También hay un cine con cortos de estos dibujos animados, una plaza de agua, shows musicales, sectores de arena para jugar y una tienda de regalos, entre otros.

Enfrente, a muy poquito metros, está el ingreso a Legoland, un parque pensado para niños de hasta 12 años, aunque los más grandes también tienen diversión asegurada.

Aquí, las creaciones con Legos sorprenden a todos. En el área Miniland USA están representados los paisajes más icónicos de Estados Unidos. Se utilizaron más de 32 millones de ladrillos Lego para recrear los rascacielos de Nueva York junto al Central Park y la Estatua de la Libertad, los excéntricos hoteles de Las Vegas y los edificios de Washington D.C y California.

Park Joker, el parque de agua de Legoland Florida. Foto Visit Central Florida. Park Joker, el parque de agua de Legoland Florida. Foto Visit Central Florida.

En todo el parque se pueden ver personajes o animales hechos con estos ladrillitos. Además, en una de las atracciones más recientes, Lego Ferrari Build & Race, se exhibe una Ferrari de tamaño real fabricada con más de 400.000 Legos.

Para los que busquen un poco de emoción, en el parque hay tres montañas rusas y simuladores de diferentes intensidades.

Para los más pequeños -o para los temerosos- hay recorridos interactivos, paseos embarcados y shows, entre otras atracciones.

Se usaron más de 32 millones de Legos para recrear paisajes de EE.UU. Foto Visit Central Florida. Se usaron más de 32 millones de Legos para recrear paisajes de EE.UU. Foto Visit Central Florida.

El complejo también cuenta con un parque de agua, tres hoteles propios y temáticos -ideales para niños-, locales de souvernis y un muelle desde donde salen excursiones en botes.

Naturaleza y animales

El viaje continúa hacia Lakeland, a solo 22 kilómetros de Winter Haven, por lo que decidimos desviarnos un poco del camino para tener una experiencia más natural.

Una gran ventaja de la región de Central Florida es que en pocos kilómetros uno puede pasar de estar en un paisaje totalmente urbano y rodeado de mucha gente a estar en el medio de un lago repleto de caimanes o en el campo, rodeado de animales.

Algunos animales, como los búfalos, se pueden alimentar durante el safari. Foto Visit Central Florida.Algunos animales, como los búfalos, se pueden alimentar durante el safari. Foto Visit Central Florida.

Y eso es exactamente lo que buscamos. Por eso nos dirigimos a Safari Wilderness Ranch, donde nos sumamos a un paseo para ver animales que, si bien en su gran mayoría son originarios de África, todos los ejemplares que están en este lugar nacieron en diferentes partes de Estados Unidos.

Apenas comenzamos el safari, seis avestruces empiezan a correr al lado del vehículo (igual que lo haría un perro ladrándole a un auto).

“Metan sus manos adentro del camión, no querrán ser picados”, advierte la guía, mientras estos animales estiran sus cuellos y nos observan de cerca.

Los lémures se acercan en busca de comida. Foto Visit Central Florida.Los lémures se acercan en busca de comida. Foto Visit Central Florida.

A lo largo del recorrido vemos de todo: varios lémures, antílopes rojos, cebras, dos cheetahs (chita o guepardo), llamas y Ankole-Watusi, una raza de vacas con cuernos gigantescos.

Para seguir descubriendo el mundo animal, hacemos otra parada: Westgate River Ranch, un complejo que ofrece diferentes tipos de alojamiento y un sinfín de actividades como arquería, tiro con aire comprimido y cabalgatas.

Pero lo que más nos entusiasma es la navegación para observar caimanes, la gran estrella del destino.

En Central Florida hay 550 lagos y las actividades acuáticas son varias en esta región. Pero la que más se destaca entre los visitantes es el avistaje de caimanes.

Avistaje de caimanes en un aerobote. Foto Visit Central Florida. Avistaje de caimanes en un aerobote. Foto Visit Central Florida.

“Pónganse los auriculares y siéntense. Este es un aerobote. La diferencia con otras embarcaciones es que es propulsado por una hélice de avión, por lo que hace mucho ruido”, explica el capitán.

También se los llama aerodeslizadores, cuentan con un diseño plano y no tienen piezas móviles por debajo de la línea de flotación. Esto permite navegar fácilmente en pantanos y lagunas.

“Miren a la derecha”, indica el capitán. A pocos metros vemos el primero de los tantos ejemplares que aparecerán en este recorrido: un caimán de aproximadamente tres metros de largo; es el más grande de todos los que encontramos en esta oportunidad.

Un caimán descanso en la orilla del lago. Foto Shutterstock. Un caimán descanso en la orilla del lago. Foto Shutterstock.

Los 45 minutos de navegación transcurren buscando caimanes, y logramos descubrir varios. Algunos dentro del lago nadando -o flotando-, otros saliendo del agua y también vemos varios en la orilla, descansando. Todo un espectáculo.

“Acá suelen descansar las crías, pero hoy parece no haber ninguna”, dice el capitán mientras detiene la embarcación. Aunque esperamos unos minutos, no tenemos suerte. Nada. ¡Una lástima! “Tendrán que regresar para verlas”, sugiere.

Y así será. Ya tenemos un motivo para volver a Central Florida, una región ideal para combinar lo mejor de la ciudad con aventuras exóticas y, claro, los parques temáticos. Hasta la próxima. w

MINIGUIA

Por American Airlines a Orlando, vía Miami, desde US$ 1.115 ida y vuelta a principios de junio.

● Courtyard Marriott Winter Haven. Una habitación para dos personas, por noche desde US$ 159 (www.marriott.com/en-us/hotels/mcocw-courtyard-winter-haven).

● Terrace Hotel, Lake Land. Una habitación para dos personas, por noche desde US$ 183 (www.hilton.com/en/hotels/tpateup-the-terrace-hotel-lakeland).

● Kennedy Space Center Visitor Complex: pase de un día para adultos, US$ 75. Pase de dos días, US$ 89. Niños, 10 dólares menos. (www.kennedyspacecenter.com).

● Peppa Pig Theme Park: pase de un día, US$ 104 adultos y US$ 20 niños. Incluye ingreso a Legoland. (www.peppapigthemepark.com).

● Legoland Florida: entrada general de un día: US$ 84 (www.legoland. com/florida).

● Safari Wilderness Ranch: safari de dos horas y media, US$ 119 (safari wilderness.com).

● Westgate River Ranch: paseo en aerobote, US$ 45,95 (www.west gateresorts.com).

● Bok Tower Gardens: US$ 20 adultos, US$ 10 menores (boktower gardens.org).



Source link

Abrir chat
Somos Feeling Classics!!
¿En qué podemos ayudarte?