24 de junio de 2024

qué y dónde comer en este destino de Uruguay


Desde el parque de la Comarca Las Liebres, una de las encargadas mira al río y levanta su brazo derecho al frente. “¿Ves aquellos edificios allá? Bueno, eso es Puerto Madero”, dice como si pudiera tocarlos, mientras acá todo es calma.

A sus espaldas, los mozos se preparan para recibir a los comensales de un restaurante que funciona en una casona de 1920. Mientras tanto, ella muestra algunas de las habitaciones del lugar. Y unos sillones invitan a disfrutar la espera con una copa de vino en la mano.

Separada sólo por 45 kilómetros de río desde Buenos Aires, Colonia, en Uruguay, siempre fue esa opción a mano para pasar del ruido de la ciudad a una calma de calles angostas de piedra.

Allí está su barrio histórico que es Patrimonio de la Humanidad, su Plaza de toros Real de San Carlos y también una oferta gastronómica de calidad y en pleno desarrollo.

El año pasado, la Asociación Turística del Departamento de Colonia, en conjunto con la Cámara Gastronómica de Colonia, comenzó a desarrollar la red gastronómica KM0, que reúne a 15 restaurantes del departamento y busca potenciar su oferta, en conjunto con 13 bodegas que abren sus puertas al turismo.

Vista al gran parque de Comarca Las Liebres. Foto Las LiebresVista al gran parque de Comarca Las Liebres. Foto Las Liebres

La idea es sólo cruzar esos kilómetros de río que nos separan y disfrutar de un mapa de sabores, que van del vino a los quesos, pasando por los embutidos y el aceite de oliva.

Vinos, entre Colonia y Carmelo

En el centro histórico, visitar la Vinoteca de la Colonia es una buena forma de conocer sobre los vinos uruguayos. El pequeño local vende quesos, embutidos y, por supuesto, etiquetas locales.

Quesos, embutidos y vinos en Colonia. Foto Vinoteca de la ColoniaQuesos, embutidos y vinos en Colonia. Foto Vinoteca de la Colonia

En la sección vinos por copa de su carta, hay 14 opciones locales, junto a una extensa variedad de quesos artesanales del lugar, como el Paysandú y el Colonia. El gerente Wilde Raimondo recomienda qué vino marida mejor con qué queso, habla del emblemático tannat y de una creciente y excelente producción de albariño.

A 80 kilómetros de Colonia, en Carmelo, está Pueblo Tannat, una bodega boutique que realizó su primera cosecha en 2023. Además de estar en un campo precioso, con un restaurante, la bodega tiene alguna particularidades: algunos de sus vinos están en ánforas de barro de 500 litros y brindan una visita guiada gratuita, aunque si prefiere con degustación tiene un costo.

Juan Sobot, el sommelier de la casa, explica con paciencia el proceso y muestra una grapa, que está en proceso de elaboración. La visita termina con la degustación de un tannat rose 2023 y un tannat 2022 en las famosas ánforas y con un almuerzo en el restaurante del lugar.

La bodega boutique Pueblo Tannat, en Carmelo. Foto Pueblo TannatLa bodega boutique Pueblo Tannat, en Carmelo. Foto Pueblo Tannat

La Comarca Las Liebres, en Colonia, produce su propio vino, que vende en su restaurante liderado por el chef Hugo Soca y a quienes se alojan en sus habitaciones. Se llama Lebrato -la cría de la liebre- y es un blend de gran carácter de tannat, syrah, marselán y un tannat sobremadurado. Cuando le preguntan a Pedro Melnitzky dónde se puede comprar el vino, él contesta con una sonrisa: “Sólo acá. Te tenés que venir para probarlo”.

La cocina de Colonia

En el centro de la ciudad, algunos restaurantes se destacan por su oferta. “Somos fuego desde 1984”, dice la carta de El otro portón. Además de un suntuoso ojo de bife, su carta -breve pero sabrosa- se destaca por un fainá con cebolla al Tannat, con queso colonia y hierbas y una molleja gloriosa con un cremoso de papas. Un dato para los amantes de la coctelería: ofrecen tragos con un gin que ellos mismos elaboran.

Casa Viera también se caracteriza por una carta breve, pero de platos equilibrados. En especial, los langostinos grillados en aceite de merkén, ensaladita fresca de palta, cilantro, cebolla colorada, tomates cherry, ricota grillada y crocante de avellanas. También sirven raviolones de cordero braseado y risotto de cabutia asado, kale, queso brie y almendras caramelizadas.

Carta breve, pero de platos equilibrados en Casa Viera. Foto Casa VieraCarta breve, pero de platos equilibrados en Casa Viera. Foto Casa Viera

El paseo puede continuar en la histórica Plaza de Toros Real de San Carlos, que abajo de sus gradas tiene al espacio Quintón, con una propuesta basada en la cocina mediterránea. “Principalmente, quesos, vinos y chacinados”, lo resume Proinsias O’Neill, referente del lugar y de otros emprendimientos gastronómicos de la zona.

Después de la cena y del vino, la caminata nocturna es un gran plan en Colonia.

Por la Calle de los Suspiros y otras del centro histórico, el silencio es manso. Casi que se puede tocar. Esa pequeña arteria sin vereda sigue en pendiente hasta el Río de la Plata. Uno se queda fascinado por la nocturnidad quieta y por el agua. “Allá al frente está Puerto Madero”, dijo alguien hace unas horas. Pero estamos acá, donde manda la calma. Y eso ya no importa.

Cómo llegar

  • Colonia Express y Buquebus viajan todos los días desde Buenos Aires a Colonia. Pasajes sólo ida desde $37.000 y $42.000, respectivamente.

Dónde alojarse

  • Ubicada en el Barrio Histórico de Colonia del Sacramento, Posada Don Antonio es una casona de 1850 convertida en hotel. Hay habitaciones en base doble desde US$ 80. Incluye desayun (smreservas.com o al WhatsApp 00598-45225344).
  • A unos pocos kilómetros de la ciudad, Comarca Las Liebres es un restaurante y hotel boutique de seis habitaciones -alberga a un máximo de 16 personas- inmerso en un barrio de 30 hectáreas con viñedos y huerta orgánica. Tienen amplias habitaciones desde US$ 280 la noche, con desayuno a la carta incluido (lasliebres.com.uy).
Tragos y bandas en vivo en La Locanda, Colonia. Foto La LocandaTragos y bandas en vivo en La Locanda, Colonia. Foto La Locanda

Cuánto cuesta

  • Un dólar equivale a 38 pesos uruguayos.
  • En el restaurante El otro portón, en el centro de Colonia, un ojo de bife cuesta 820 pesos uruguayos (@elotro.porton).
  • En Carmelo, la bodega Pueblo Tannat tiene degustaciones de tres etiquetas con empanadas de cordero por 1.050 pesos uruguayos (pueblotannat.com.uy).
  • Vinoteca de la Colonia ofrece vinos uruguayos, quesos, embutidos y conservas. Una degustación de tres copas de vino a elección cuesta 455 pesos uruguayos (@vinotecadelacolonia).
  • En el bar La Locanda, un gin tonic hecho con el gin local Sur 34 cuesta 400 pesos uruguayos (@lalocandabar); en el lugar tocan bandas en vivo.
  • En el restaurante Casa Viera, sale 730 pesos uruguayos unos raviolones de cordero braseado, manteca clarificada de tomillo limón, crema de cherry confitados y queso colonia (@casa.viera).

Dónde informarse



Source link

Abrir chat
Somos Feeling Classics!!
¿En qué podemos ayudarte?